jueves, 25 de octubre de 2007

Leeme - Dreide

Espero solitaria el momento de resumir la lectura. De dar vida a las hojas inhertes de los libros cerrados. Soy un libro cerrado. Y me pregunto como será la lectura suspendida para el que vive su historia, si se queda abandonado enteramente a medio asesinato, justo en el momento en que el arma homicida hace su aparición ante el atónito rostro de la víctima. Sobre la mesa de noche, ven los lomos de los libros transcurrir los días estivales… entre de soledades largas y sombras prolongadas. ¿Los personajes se han tomado una tregua para existir en la ausencia de unos ojos que les recorran las ideas? Si se quedan atónitos, impávidos en la suspensión del tiempo que otro emplea para darles vida. Si todas las vidas de los libros no leídas son paralelas. ¿No será que Hamlet cansado de dilemas aspira a una existencia ligera y sin complicaciones? Hasta que el lector resume la lectura. ¿Serán esas pausas las que aprovecha el personaje para ir al baño, para hacer todo aquello que no es material de novelas? Mi vida es una pausa entre lecturas: en el espacio de los que esperan ese teléfono que no suena, ese mensaje que no llega. Entre el príncipe azul y el asesinato a sangre fría… soy el movimiento del tablero de ajedrez que nunca se realiza, las posibilidades inexploradas. Me siento en la penumbra de una noche cuya perfecta oscuridad sólo es opacada por una inmensa luna. Léeme.

Dreide

http://bitterdreide.blogspot.com

15 comentarios:

eLiZa:: dijo...

¿Qué te digo? Me fascinó tu relato, no tanto al principio como cuando me hiciste pensar que los personajes pudieran tener otra vida además de aquella para la que fueron creados...
Y luego el final... wow.

Luis dijo...

Me gusto lo de la no-existencia de los personajes cuando nos los leemos.

Medio Zen, pero que se yo de eso?

Dre. dijo...

Gracias eliza::, lo del principio lo metí porque mi relato original era como de 20 palabras. Jajaja.

luis: thnks. =)

arboltsef dijo...

Si es interesante el preguntarse que pasas cuando cierran los libros, a no ser que te respondas que dejan de existir. :P

Respecto a Hamlet, Shakespeare... en general, es mejor verlo que leerlo.

Sara dijo...

me gustoooooooooo!!!
espero no despierten los personajes de los libros q no he pododo leer por falta de voluntad y me halen las patas por la noche! jejeje... despertaste mi paranoia!
me gustooooo!!! y a todas estas quienes somos? si aun no tenemos historia.

Sara dijo...

*podido
*piernas... no soy animal... aunq a veces me confunda con la "gente" jajajaja

Sara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El monares dijo...

Me pareció muy interesante el realto, en particular por el hecho de tratar de entender que es lo que pasa entre esas pausas entre lecturas, la mayor parte de las veces necesarias por las circunstancias. Me gustó.

Cazador de Tatuajes dijo...

Michael Ende tiene un ensayo donde explora tooodo lo que hacen los personajes de sus novelas cuando se cierra un libro.

Me gustó tu extrapolación, aunque el texto tiene un aire de azote que no me acabó de gustar.

l i l i t h dijo...

Una interesante invitación.

Buen texto.
Me gustó.

Katsya dijo...

Otra vez tengo ganas de cerrar la pantalla de metatextos e irme a leer como enajenada que soy. Me encanta, pero vuelvo a lo que le he dicho a otros, estoy medio ciega y me cuesta trabajo leer todo en un solo bloque.

Ya sé que es mi problema, pero supongo que hay más lectores en este mundo que tenemos el mismo problema.

EXCELENTE,así, con mayúsculas.

Katsya dijo...

Por cierto, yo también me imagino que hacen los personajes cuando cierro el libro, ¿tendrán una vida paralela, así como nosotros?

ElMulder dijo...

Es como cuando cae un árbol en el bosque y no hay quién lo escuche, ¿hace ruido?

Es buena la idea pero algo en la ejecución no me acaba de cuadrar, coincido con el Cazador, se me hizo un tanto difícil de leer.

ºÉl (Ricardo Árbol) dijo...

Y morirme contigo si me matas...

Me gusta.

León dijo...

Me gustó y mucho. ¿Qué pasa dentro de los libros cuando no los leemos? ¿Qué pasará dentro de aquellos que ya hemos leído y sabemos que jamás volveremos a hacerlo, y probablemente nunca nadie más lo haga? ¿Habrá algunos concientes de tan solitario destino, que ya no aspiran siquiera a volver a ser abiertos, menos leídos?

A contra de otras opiniones, la manera de redacción, algo escénica y grandilocuente me parece excelente para la naturaleza del relato. El libro y sus personajes que en pocas palabras existen para un solo fin, se percatan de la nulidad de la que son víctimas si no hallan a nadie decidido a pasarles los ojos; es natural que se pronuncien de manera sentenciosa y enfática. Haz imaginado personajes independientes del lector; que si no lo tienen tal vez dispongan sus vidas de otra forma; o tal vez sólo arrostren la tortura infinita de la bala que no llega pero tiene sus nombres inscritos en ella. Delicioso.

Algún pormenor le veo al uso indiscriminado del punto y seguido en lugar del punto y aparte. Katsya tiene razón con señalarlo tanto: uno se acostumbra a la lectura de bloque pero no debería.

No vuelvo a pausar el clímax de una lectura para ir al baño.