jueves, 11 de octubre de 2007

Enemigo-Serindë

Enemigo.

El viento se estrellaba contra las rocas. Generando el sonido de caramelos cayendo en los estantes de una confitería. En ruido insoportable. No quería escucharlo. Deseaba perder la cordura para silenciar el viento. Pero, como una burla más, conservaba integra su lucidez. El aire se empeñaba en hacerlo sufrir generando largas ráfagas; con un ritmo suave, constante, interminable. Parecía el andar de una eterna caravana.

El viento le odiaba, odiaba la tranquilidad que él tanto buscaba. Jugaba con él, le hacía sentirse como las cartas en las manos de las adivinadoras. Talvez debería practicar la quiromancia, y, debelar así la causa de su fatídico destino: permanecer inerme ante la furia de los cuatro vientos.

Desde su ventana podía ver como movía los árboles, los convertía en péndulos, les arrebataba sus hojas. En sus paseos, fue testigo de su perversidad, le vió atacar a los transeúntes, a los comercios. No dejaba tranquilo el espejo que forman las aguas, se robaba los pétalos de las flores. Por medio de sus libros imaginaba los velámenes desgarrados en el mar, podía ver los rostros afligidos de los marineros, de esos hombres que suplicaban por un milagro. Pero el aire era incapaz de sentir piedad.

Él conocía el carácter del viento, le había estudiado y sabía que nada le haría cambiar aquel temperamento inestable. Es por ello que le consideraba un elemento peligroso. Con su fuerza, el viento, era capas de formar una sólida cárcava con delicadas arenas. En cambio, cuando se mostraba apacible permitía el flexible aleteo de la libélula. Sin embargo, él prefería mantenerse alerta. A él no le atraparía en sus efímeros remolinos, no le iba sorprender con sus tiernas caricias. Ahora no había dudas: algún día encontraría la forma para desafiar al viento, de enfrentar a quien era su enemigo ineludible.

Serindë
http://elcafedelosviciosos.blogspot.com/

14 comentarios:

Sidurti dijo...

Me gustan las imágenes. Casi siento el odio que tiene hacia el viento.
A esta mesa no llegó la orden de los chilaquiles. Felicidades.

arboltsef dijo...

Buen texto. Y sí, otro ejemplo de evitar usar más palabras de las necesarias para crear un texto sólido.

eLiZa:: dijo...

Será que a mi nunca me ha tocado vivir el terror que produce el viento arrancando árboles y destruyendo casas, pero me fascina sentir cómo fuertes ráfagas se estrellan contra mí, o cuando me acaricia de forma casi imperceptible. Tu texto está bien estructurado, salvo por unos puntos que rompen la fluidez al principio del primer párrafo. Fuera de eso, muy buen trabajo.

Leticia Zárate dijo...

Me parece hasta poético tu texto.
Me gustó, sobretodo por que al viento lo considero un misterio más de la naturaleza y haberlo planteado como enemigo del aire, creo que fue un acierto.

Cazador de Tatuajes dijo...

No me gustó mucho, hay muchas analogias que se nota solo están ahi para cumplir con las palabras de la lista. (El viento se estrellaba contra las rocas. Generando el sonido de caramelos cayendo en los estantes de una confitería)

Me parece que si no se usan todas las palabras de la lista, las que si se usaron deben ser bien empleadas, tristemente, me parece no es el caso.

Lodi dijo...

Se me hizo muy original que hablaras del viento y cada ejemplo que escribiste me hizo imaginar cada escena.

Thumbs up!

Serindë dijo...

Les agradezco por leer y comentar mi texto.

Creo, ha llegado el momento de: "La esquina de las declaraciones"


Sidurti: cuando escribí el texto ya iba en el postre; por eso no llegaron chilaquiles.

Arbolsef: ¡Gracias!(si, lo sé muy elocuente)

Eliza: ¡lo confieso! Tampoco he vivido el terror del viento.

Leticia Z.: ¡Gracias! poético.. ¡¡WoW!!

Cazador de Tatuajes: cuando termine "Enemigo" me gusto lo suficiente para mandarlo. En lecturas posteriores hay varias cosas que le cambiaría.
Más que forzada siento que, la analogía, destaca al ser un texto breve.

Lodi:¡Gracias! y me declaro fan de Producciones Chilaquiles con Crema... ¿cuál será su próximo exito?

Viviana dijo...

Me ha gustado mucho tu texto.

Eres un narrador eficaz. Me imaginé las atrocidades del viento y su pleito con el protagonista.´

Para mí es un texto que fluye. Muy original además.

Saludos

Vagancianet dijo...

Me gustó mucho y el texto es excelente.

Shelle Bataclana dijo...

Me gusta tu idea del viento, bien construido tu texto.
Saludos

l i l i t h dijo...

Me gustaron muchas cosas, el andar de la caravana, el espejo del agua, el tono desafiante del texto, la promesa de un algo que llegará aunque no haya más historia que contar.

Como comentas que ya viste los detalles, me los evito.

Muy buen texto.

Pequeña Saltamontes dijo...

Me gustó...

Sólo hubo algo que no:

"Talvez debería practicar la quiromancia, y, debelar..."

Creo que las comas son innecesarias y no estoy segura ¿pero qué no es "develar" y no "debelar"?

Fuera de eso, es un muy buen escrito.

Serindë dijo...

Viviana, Vagancianet, Shelle Bataclana y Lilit: Gracias! no se que decir, todo se lo debo a mi manager.


Pequeña saltamontes: debería fingir demencia, pero sí, es "develar" y no "debelar"; lo de las comas es un vicio mío al que llamo "efecto confeti" pero lo suelo aplicar en mayor medida con los espacios dobles o triples. presiono la tecla en automático al detener y comenzar la escritura

ElMulder dijo...

Pos está bien escrito pero me aburrí leyéndolo.