jueves, 11 de octubre de 2007

10 en economía - Lady Ramos

-A ver muchachos… ¿Qué país es el principal productor de cereales en el mundo?-

Las palabras del maestro me son totalmente indiferentes. Podía ver como sus labios se movían pero por más que lo intentara mi atención era cada vez menor. Palabras como “economía”, “neoliberalismo”, “globalización” carecían de significado, sólo quería que el minutero llegara al doce para poder huir.

-El globalización es un proceso bla, bla, bla…-

Volteo a ver a la gorda, todos los días a la misma hora abre su loncherita de RBD y el salón apesta a chilaquiles con cebolla y crema durante el resto del día. PFFFFTT…

-La deducción de impuestos se calcula bla, bla, bla…-

Saco mi espejito y retoco mi maquillaje, el maestro guarda silencio pero no me dice nada y sigue con su perorata sin fin.

-Ahora les pondré un problema para que lo resuelvan solos-

¡Demonios! Mi mente está completamente emborucada, ni siquiera sé como diablos plantear el problemita ese. (Mi reloj parece avanzar más lento)

-Bueno… para mañana van a…-

¡YUPIII! Fue un milagro no quedarme dormida.

-Señorita Alejandra… ¿Quisiera quedarse unos minutos por favor?-

Mis compañeros abandonan el aula mientras me acerco al escritorio, el profe parece meditabundo.

-¿Si maestro?- Cara más inocente no puedo poner. Deberían darme un Oscar

-Sólo quiero recordarle que ya es fin de mes y se acercan los exámenes. Está muy retrasada con sus tareas además de que parece no interesarle la clase- Brujo

-Lo sé maestro- respondo mientras agacho la mirada. Sinvergüenza

-¿Qué va a hacer al respecto?-

-¿Mismo hotel, misma hora?-

Y el maestro sonríe.

Lo que una tiene que hacer por sus estudios.

Lady Ramos

http://ladyramossays.blogspot.com

13 comentarios:

Sidurti dijo...

Jajaja.
Un diez asegurado.
Me gustó tu texto, ameno, tranquilo.

arboltsef dijo...

Un texto divertido y pícaro.

Algún día seré profesor, ¡sí!

eLiZa:: dijo...

Bueno, bueno, bueno. Ni le sobra ni le falta nada. Hasta me recordó a algunos textos del ejercicio pasado jaja.
Muy bien :)

Cazador de Tatuajes dijo...

Muy bien escrito, gran final y como bien dijo el Arbol, ya quiero empezar a ser teacher.

Leticia Zárate dijo...

Me gustó el final inesperado. El texto es sencillo y ameno.
La frase "Deberían darme un Oscar" es trillada.
Por lo demás bien.

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Muy divertido. Las palabras de la lista se integran muy bien con el texto que aporta una idea buena, fresca. Recuerdo algunas compañeras en la Universidad que eran así de buenas estudiantes.

Shelle Bataclana dijo...

Sin la pretencion de las 18 palabras.
Me encanto.
Saludos

Vagancianet dijo...

Muy buen texto, me gustó la sorpresa del final.

También quiero ser maestro...

ElMulder dijo...

Naaah, yo ya soy maestro, clases exclusivas para señoritas y exámenes orales.

Buen texto, y lo del oscar, a pesar de ser trillado, me parece que encaja rebien, un acierto esa frase.

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

Muy muy bueno.

Aparte por fin los chilaquiles no tiene crema jajaja XD

Viviana dijo...

Es un relato sencillo, sin pretensiones, pero muy divertido y con un buen final.

Cumpliste perfectamente con tu objetivo. El cuento es redondo, no le sobra nada.

Felicidades.

Saludos

l i l i t h dijo...

Es curioso que este tema haya sido abordado en muchos textos del ejercicio pasado.

Según yo, los guiones al final de los diálogos no van, sólo el punto.

Ya me pusé nostálgica de las clases en las que una ya no encontraba con qué entretenerse...

jajajaja

Pequeña Saltamontes dijo...

Buen empleo de las palabras.

Fíjate que una crítica muy hecha a mi relato fue que no está bien cerrado.

Y al leer tu última línea me ha quedado claro, porque de alguna manera el título anticipa el final, cosa que de alguna manera quise hacer con el mío y no lo logré.

Si quitamos la frase "Lo que una tiene que hacer por sus estudios" quedaría inconcluso. De haberlo escrito yo quizá lo habría dejado en "Y el maestro sonríe", porque ya el título parecía bastante ilustrativo.

Vaya... por fin entendí.

Buena historia, quizá algo trillada, pero bien desarrollada.