jueves, 25 de octubre de 2007

Ernesto Chapon - Placer en letras

Miré alrededor, ¿todo está en su sitio? Repasé la lista una vez más, verificando cada cosa: Lámpara de luz de sol, cenicero grande y limpio, jarra con agua y mucho hielo, cuatro cajetillas de cigarrillos sin abrir. Lo que me dispongo a hacer es algo que he venido repitiendo desde que tenía quince o dieciséis. Más o menos cada cuatro años, poco más, poco menos, compro cualquier edición de ese maravilloso libro y me tomo tres días, nunca más de eso, para releerlo. Se ha convertido en una especie de ceremonia, de reencuentro no sólo con esa fantástica historia y sus variopintos personajes.

Apago mis dos teléfonos móviles, descuelgo el de casa, no enciendo mi PC y dejo de existir para el mundo durante esos tres días de lectura desenfrenada. Podría comparar el placer de la lectura de la mejor novela con otros placeres, pero ni la degustación de manjares, ni la cata de vinos chilenos o el goce de los placeres carnales con una delicada dama se comparan con la paz y el sosiego que ese libro me da. No, definitivamente no hay nada que pueda yo comparar con deleite que siento cada vez que aprecio cada letra, cada frase, cada párrafo.

Me siento en mi sillón favorito – el que esté en el momento –, me acomodo lo más convenientemente, enciendo la lámpara, enciendo un cigarrillo el cual coloco en el cenicero de inmediato, tomo el libro, lo abro y empieza mi lectura: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.”

NOTA: Este no es un texto de ficción, les he relatado un pedacito de mi vida, uno que se repite, como dije, cada cuatro años, más o menos.

3rn3st0

http://yoernesto.blogspot.com/

16 comentarios:

Jorge Luis dijo...

Me identifico con esa relectura, en la que casualmente me encuentro ahora, aunque en su modalidad light, no tan maratónica como la describes.

Sólo una observación: el tiempo de los verbos de las dos primeras frases no cuadra con el resto. Quedaría mejor si estuvieran en presente.

Luis dijo...

Buena anecdota, solo dos consideraciones cosas que me brincan personalemente: primero, ¿Gracia Marquez? Vade retro satanas, creo que cada vez me vuelvo mas intolerante hacia ese viejito mamon y sobrevalorado.

Y segundo, ¿tres dias completos para ese libraco? ¿Lo lees a oscuras? Apuesto a que varios de los presentes se han clavado con un libro y lo han terminado en un dia, mas aun si no se tienen interrupciones. Yo, por ejemplo, me avente "Lentejuelas" de Gary Jennins, que es un ladrillo de 1200 paginas, en dos dias, snif.

Sivoli dijo...

Simplemente no puedo creer que prefieras un libro a aventarte un clavado con una chica. Que horror.

arboltsef dijo...

Me hiciste recordar mi primera (y única) lectura de aquel libro. Debo serte honesto, no lo leería de nuevo y no por malo, sino porque esa primera lectura me enseñó muchas cosas y prefiero dejarlo así.

Igual no me atrevería a criticar un rito tan íntimo. No tengo libros con ese tipo de ritual, sin embargo, si hay libros que releo cada año y como venga. El momento que los tomo, es momento que revivo mis primeras experiencias como lector (dónde sea y cómo sea), y para mi así esta bien.

García Márquez, y su obra magna, no están sobrevalorados. Es un ejemplo de amor al lenguaje. Tal vez sus demás novelas sí, pero no se puede comparar una obra maestra a pequeñas extensiones de la misma.

Cazador de Tatuajes dijo...

Me gustó mucho tu relato, aunque no me puedo identificar mucho con leer un libro como rito anual.

y si, todos tenemos ese parteaguas literario, cuando no podemos soltar un libro.

Sara dijo...

jajaja... en serio... 100 años de soledad?... yo lo lei por ser un clasico... pero no se... bueno entre gustos y colores... cada cabeza es un mundo ;)
me gusto la oda a tu libro favorito.

Luis dijo...

Si Agustin, como dices, me referia lo demas; "Memoria de mis putas tristes" me parece una aberracion que termine de leer por puro amor propio.

E igual, yo releo algunos libros despues de cierto tiempo y les encuentro un sabor que no se que que que se yo.

Shelle Bataclana dijo...

Pocos saben a que me refiero cuando digo que "va a salir con cola de marrano".

Yo propuse un ejercicio biografico y creo que tu ya lo hiciste.

Saludos.

l i l i t h dijo...

Pues sí, un verdadero amante de los libros forzosamente tiene un rito respecto a estos.
Y el que se enoje por ser un amante de los libros y no tener un rito, más bien no se ha dado cuenta de que lo tiene.

Excelente texto.

(... un libro que está justo a las ocho en punto me acecha)

Semidios dijo...

Me latió tu texto porque no hay manera que alguien NO se identifique con él, tal vez un ciego no, aunque está el braile, bueno, un ciego/manco no, bueno, ahi está el audiolibro, ok, un ciego/manco/sordo, bueno, a lo mejor sabe morse, mmm, ciego/manco/sordo/en coma pues.

Libros que puedo releer? Casi cualquiera de Esteban Rey, HP Lovecraft, Ray Bradbury y esa bandita espantita.

El mejor libro del mundo para mi hasta ahorita: El Péndulo de Focault de don Eco.

Katsya dijo...

El señor García Márques se tenía que hacer presente en este ejercicio... La neta, no soy taaaan fan de Cien años de Soledad, no porque sea malo, no porque todo mundo hable de él, si no porque tengo la maldita manía de cambiar toda mi vida en torno a lo que estoy leyendo.

Y cómo me afecto mucho, no quiero volverlo a leer este años. Me pongo de pie mister Ernesto, que bonito texto.

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Sí me identifico en cierta forma con el ritual, pero me encabrona que cuando ya está todo listo, algo o alguien sempre me distrae y ya valió madre todo el intento de lectura ceremonial. Buen texto (aunque tampoco soy fanático de GGM)

ºÉl (Ricardo Árbol) dijo...

Yo un día me encerré a leer harry potter y lo terminé en un día, el Gabo me da cierta hueva, pero admito que es bueno.

El texto me parece chingón, pero si te fumas tantas cajetilas te vas a morir.

eLiZa:: dijo...

¿A quien no le gusta tener una aventura recurrente con el libro -o los libros- favorito(s)?

Y bueno, cada quien tiene a sus libros. Muy buena anécdota :)

3rn3st0 dijo...

Jorge Luis: Si bueno, es que mi tiempo libre no es mucho y aprovecho el poco que tengo de vez en cuando para una buena lectura. Sobre los tiempos verbales, es un detalle que se me escapó.

Luis: Tres días, porque leo, como, voy al baño, descanso, pero sobre todo, disfruto de la lectura, releo capítulos enteros o pasajes que me interesan. Sobre García Márquez, respeto tu opinión, entre gustos y colores...

Sivoli: ¿Un clavado con una chica? Con una chica jamás un clavado, más bien tres días de pasión y goce. Además, sólo hago esas lecturas maratónicas de vez en cuando. No tiene nada que ver con mis actividades sociales.

Arboltsef: Estoy de acuerdo completamente en la referencia que haces a la obra de García Márquez, pero yo agregaría otra novela: El coronel no tiene quien le escriba.

Sobre el ritual, como dije, es algo que hago ya desde hace muchos años con ese libro en particular. Pero aclaro, no es todos los años. :-)

Cazador: Mejor no pudiste haberlo dicho :-)

Sara: Pues gracias, de verdad es un libro que marcó un antes y un después en mis hábitos como lector. :-)

Luis: ¿Sabes? Leer ese libro, Memorias de mis putas tristes fue para mi una gran decepción, me encontré con un libraco más parecido a un pasquín que a una novela de un premio Nobel, así me ha ocurrido con dos o tres de sus libros. En fin, creo que el Gabo ya está viejo.

Shelle: Pues si, tienes razón, es algo autobiográfico :-)

Lilith: Espero que no te haga daño ese libro, aunque no conozco ninguno que lo haga... Si, si hay uno, j o d i d a m e n t e aburrido: American Psicho, de Bret Easton Ellis.

Semidios: Tendré que buscarlo, no lo he leído. :-)

Katsya: Imagino la cuestión si te pones a cambiar tu vida por ejemplo como Remedios La Bella o como Amaranta Buendía, jejeje :-)

Satánico: También me ocurre, no creas, nunca falta algún necio(a) que esté presto a joder.

El: Es inevitable. Aunque hace poco aumentaron el precio del cigarrillo acá en Venezuela. Una cajetilla está costando un poco más de 3 dólares. Mucho dinero por un cáncer de pulmón.

Eliza: Gracias, gracias :-)

ElMulder dijo...

A mí me gustó todo, muy bien relatado y una idea que nos pegó a más de alguno porque hacemos algo parecido. Muy bueno.