jueves, 25 de octubre de 2007

Lectura obligatoria - Jorge Luis Gutierrez

Lectura obligatoria

Abres el libro una vez más y te acomodas en el sillón, dispuesto a sumergirte en su lectura durante toda la tarde. “O al menos un buen rato”, matizas mentalmente.

No necesitas leer los prólogos, te dices, mucho menos los estudios preliminares. Satisfecho con esa justificación, te saltas todo eso y llegas al inicio de la gran novela. La curiosidad es fuerte y te vas a buscar el final: ¿cuatrocientas setenta páginas? Y todavía no se acaba el libro, pues después vienen más estudios, apéndices, bibliografía, glosarios.

Vuelves a abrirlo y demoras el inicio de su lectura en lo que apagas meticulosamente el cigarro en el cenicero. El café ya se acabó y vas a la cocina por más. Quieres lavar la taza antes de volver a llenarla pero hay que prender el calentador. Hay que cuidarse en esta época de frío, piensas al salir a la azotehuela.

El aire fresco de la tarde te pega en el rostro y recuerdas el olor del pasto recién cortado en el jardín de tu infancia. No esperabas acabar en este lugar, ¿verdad? No, entonces no imaginabas que serías un viejo solitario, que te hundirías en una nostálgica melancolía que poco a poco devoraría tu entusiasmo por la vida. No puedes precisar en qué momento desapareció ese joven, pero tienes la vaga sensación de que murió de abandono y desengaño.

Regresas a la sala y ves el libro que nunca habrás de leer, aunque todos digan que debes hacerlo. No eres capaz ni siquiera de sentirle rencor. Es sólo un objeto inanimado que no hace nada más que recordarte tu fracaso en la vida. Pero eso ya lo sabías, ¿por qué habrías de odiarlo? Lo vuelves a colocar en la repisa, haciéndote la vana promesa de leerlo en mejor ocasión.

Jorge Luis Gutiérrez

http://kokele.blogspot.com

14 comentarios:

controlzape dijo...

Este texto si que usa bien la segunda persona. Hacía mucho que no leía uno escrito desde esa perspectiva que pintara tan precisamente una escena.

eLiZa:: dijo...

Excelente ambientación, narración fluida y una buena historia. Si no me equivoco es tu primer texto por acá ¿cierto? Si es así, empezaste con el pie derecho.

Me hiciste recordar cuando en la preparatoria nunca pude terminar de leer "La Madre" de M. Gorki a pesar de que mi calificación estaba en juego por no entregar el informe, y de las recomendaciones de quienes ya habían terminado de leerlo. Simple, hay libros que no son para uno.

Jorge Luis dijo...

Eliza: Gracias por el comentario. De hecho, éste es el segundo texto; empecé con el primer ejercicio, pero los siguientes tres no pude hacerlos. Espero organizarme mejor para no perder la continuidad.

Luis dijo...

Me gusto, pero no se porque me recordo al Lobo Estepario.

Sabe.

arboltsef dijo...

La lectura, también es algo que se educa. No solamente escribir, también leer tiene sus artificios.

Me parece excelente que hayas abordado el tema de una lectura cansada, esos libros que retan a uno y finalmente, los olvidas.

Pero también, es interesante como años después, puedes retomar estos textos y leerlos con otra perspectiva. Pienso que es posible leer todos los libros, sí es su momento.

Sara dijo...

la verdad como lo presentas me recuerdas a los libros especializados en mdeterminadas materias q hay q leer en la universidad (en realidad son "lecturas recomendadas")
jajaja...yo tambien m salto prologos etc etc. y ciertamente hay libros q ni q uno quiera los lee!

El monares dijo...

Muy buena historia, en lo personal hay libros que estuvieron en espera muchos años, por decidia o flojera pero al final siempre les llegó su momento.

Cazador de Tatuajes dijo...

Tiene toda la esencia del primer capitulo de Si una noche de invierno un viajero.


Muy bien logrado, de diez.

l i l i t h dijo...

¿La postergación de una lectura tendrá algo de presagio, de mal augurio, de no querer saber?

Katsya dijo...

Sin duda alguna todos los bibliomanos de aquí, tenemos por lo menos uno de esos libros que dices "que pinche hueva". Original, no como tu servidora, malos tragos en la vida del lector.

Muy buen texto.

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Muy bien construido, me agradó. Todos pasamos por esto en algún momento. Me identifico especialmente porque tengo la costumbre de saltarme los prólogos.

ElMulder dijo...

Jajaja, sonreí porque creo que a todos nos ha pasado eso de procrastinar alguna lectura con cualquier pretexto. También me recordó al Lobo Estepario. Bien hecho.

ºÉl (Ricardo Árbol) dijo...

Harto bien logrado (aunque no sé que se logra).


Me ha pasado y me sigue pasando.

Me gustó.

Ana dijo...

Creo que en todos los sentidos este texto es de los más logrados: la idea, la narración, la redacción, el lenguaje fluído y sencillo. El objetivo del ejercicio se cumple.
Me gusta mucho.