jueves, 11 de octubre de 2007

La Libélula - Sivoli

La libélula.

Marco apretó fuerte los dientes y miró con detenimiento la imagen que mostraba el espejo de enfrente. La furia no le permitía pensar con lucidez. Hacía unos momentos que Luisa lo había mandado de nuevo al cuarto de copiado.

Había llevado la caja con las ilustraciones a fotocopiar consigo hasta el baño, sentía el estómago revuelto de coraje, pues su jefa estaba a punto de hacer otra caravana con sombrero ajeno ante el productor. El era el guionista y dibujante pero, ¡carajo! ¡estaba por debajo de ella siempre! Estaba siempre lista, atenta a sus movimientos y a las etapas de los proyectos que trabajaban. Esta vez fue muy cuidadoso y se mantuvo tranquilo hasta que viera la oportunidad de atacar, presentar el esbozo él y llevarse la gloria, ser reconocido junto con su capacidad creadora, pero nunca sucedía. Siempre estaba antes ella. Y como siempre, nada más pasaba. A veces esperaba un milagro, pero este tampoco llegaba. Que coraje.

Una arcada lo sorprendió, trató de recomponerse pero vinieron más. Pateó la puerta del retrete para inclinarse sobre la taza. No había agua. Depositó entre espasmos los chilaquiles del desayuno en el fondo de cerámica. Tuvo la impresión de haber visto también el café con crema entre los restos salidos de sus entrañas. Curioso, la mancha parecía un bicho, una libélula blanquecina sobre un paisaje multicolor.

Meditabundo, salió del baño, hizo lo que tenía que hacer y luego dejó la caja sobre el escritorio de Luisa y decidió caminar un poco afuera. Necesitaba aire. Despejarse. Ya pasará el coraje. Revisó su reloj. El minutero le indicó que tenía tiempo suficiente, tal vez incluso podría pasar a la confitería por algún dulce.

Cuando el conserje entró al baño a vaciar los botes se pasó horas revisando los bocetos del guión.


Sivoli

http://sivoli.blogspot.com

12 comentarios:

arboltsef dijo...

Y luego, maldito conserje, se robó la idea y adquirió el reconocimiento. La imagen final es muy buena.

Por fín, alguien que vomita los chilaquiles en vez de tragárselos. Jeje.

Se me hace, también, que este texto necesita algunos tijeretazos, quitarle sobrantes.

Saludos.

eLiZa:: dijo...

Buen texto y buena redacción pero no me cautivó; la parte final es la que lo salvó. Aclaro que es mi muy personal opinión.

El dijo...

"...hizo lo que tenía que hacer y luego dejó la caja sobre el escritorio de Luisa y decidió caminar un poco afuera" cambia uno de los dos "y" por un punto y coma o un punto y seguido

no entendi el final

Viviana dijo...

Algo escatólógico para mi gusto. Coincido con que la idea final es muy buena y está correctamente escrito.

Saludos

Leticia Zárate dijo...

Es bueno el texto, aunque hay partes que sobran, quizá fue por la presión de usar las nueve palabras, pero ahora ya puedes recortar lo que no le sirve al texto.
Bien.

Cazador de Tatuajes dijo...

Nada está mal, pero creo que también le faltó pimienta, el personaje vomitón daba para bastante mas.

Lodi dijo...

De tanto coraje se vomitó... Yo conocí a una ninha que cuando lloraba de coraje, siempre vomitaba :S


Era una spoiled de la chingada.



Buen texto, simple y sencillo de entender; como me gustan.

Vagancianet dijo...

Le sobran frases pero me gustó, sobre todo el final.

Shelle Bataclana dijo...

Bastante humano y escatologico jajaja
Bien por la idea.
Saludos.

l i l i t h dijo...

Eso de vomitar por coraje esta muy acá...
Pero es un buen recurso.
Igual sí se merecía que le dieran baje por andar esperando un milagro.

En fin.

Un par de acentos, Él era el guionista y Qué coraje... y ya, es un buen planteamiento, pero me hubiera gustado ver a la vieja histérica por qué perdió el guión.

Pequeña Saltamontes dijo...

No había entendido el final hasta que leí el comentario de arboltsef.

De tu relato, sentí que explicas demasiado.

Por ejemplo, cuando dices "Hacía unos momentos que Luisa lo había mandado de nuevo al cuarto de copiado. Había llevado la caja con las ilustraciones a fotocopiar consigo hasta el baño..."

Creo que es innecesario decir que se llevó la caja con él... es como lógico pensarlo.

En cambio, en esta parte "Meditabundo, salió del baño, hizo lo que tenía que hacer y luego dejó la caja sobre el escritorio de Luisa y decidió caminar un poco afuera" creo que sí valía la pena decir que se fue a sacar sus copias. Y en lugar del "y luego dejó la caja" creo que iría mejor una coma ya que vuelves a decir "y decidió caminar un poco afuera".

Y creo que sonaría mejor "y decidió salir a caminar un poco".

Además, dado el tiempo en el que está escrito el relato, me parece que sería "Ya pasaría el coraje" en vez de "Ya pasará el coraje".

Y la última línea... mencionas un guión.

Aquí fue mi choque, porque el guión, al menos para mí, entra por primera vez en la historia y no me hizo mucho sentido.

Esto, creo yo, cambiaría completamente si en vez de decir que fue a fotocopiar ilustraciones, hubieras dicho que fue a fotocopiar el guión.

ElMulder dijo...

Hiciste que se me olvidara que tengo sueño, muy bien.