jueves, 11 de octubre de 2007

El espejo - El Aficcionado

El espejo.

¿Cómo empezar a contarte lo de mi compadre Fausto?. Podría empezar por decir que era flaco como libélula y que la quiromancia llamaba su atención. Que era propietario de una confitería o que alguna vez intentó ser productor de teatro. Que su plato favorito eran los chilaquiles, ue participó en la caravana por la paz, que le gustaban los juegos de deducción. No se. Era una persona intrascendente, un hombre gris. Hasta ayer.

El miércoles pasado compró un espejo de esos que por un lado refleja y por otro trasluce. Suponía que su mujer lo engañaba, así que mandó instalarlo y colocó una cámara oculta detrás.

Ayer revisó la cinta y confirmó su sospecha. Se sintió inerme, herido, traicionado. Lentamente sus sentimientos pasaron al odio y sed de venganza. Ansioso, miraba el reloj de modo obsesivo; el minutero parecía no querer avanzar.

Luego de la eterna espera, llegó su mujer; saludó sonriente y sirvió dos tazas de café. ¡Ven cariño, acompáñame!. Fausto tomó la taza algo nervioso y tembloroso. Después de un titubeo moral, la vació en la cara de su esposa. ¡Sin crema, pendeja!, gritó. La atacó con furia. La rabia ofuscó cualquier vestigio de lucidez. Estaba enloquecido. La azotó contra el suelo, la golpeó a puñetazos, patadas y con una licuadora. Nada detuvo la brutal ofensiva, que culminó con ocho puñaladas en el pecho de la mujer.

Después de la orgía de violencia, Fausto se sentó en el sillon, cansado, emborucado, acaso meditabundo. ¡Solo un milagro te revive ahora, puta!, dijo con la voz serena. Depositó los restos de la señora en una cárcava que hizo en el patio.

Yo lo ví por la noche. Tomamos cerveza mientras contaba. ¿Me vas a denunciar?, preguntó. Respiré profundamente. Somos compadres ¿qué no?, conteste cómplice. Echamos a reir y seguimos bebiendo.

Autor: El Aficionado

Email: tallertxt@yahoo.com

17 comentarios:

Sidurti dijo...

Cándido e irónico. Me gustó, sobre todo porque es una apología de la esencia del verdadero compadrazgo blablablabla

Simplemente me gustó.

Pequeña Saltamontes dijo...

Genial.

Muy bueno, aunque hubo detalles en el flujo del relato que me brincaron un poco.

controlzape dijo...

¡Qué buen texto! a mí también me gustó. Esta bien escrito, sumamente autocontenido y sin notarse apresurado ni falto de palabras para contar lo que querías. Y no recurriste a la idea de la gitana lee manos para completarlo.

Este es de mis favoritos.

arboltsef dijo...

Después de los signos de interrogación o exclamación, no va ningún punto. En algunos casos y muy especiales, va una coma.

El final estuvo chingón.

El monares dijo...

Muy bueno. La sencillez es lo que mas me gusto.

eLiZa:: dijo...

¡Sí, sí, sí! Excelente y bien estructurado. No le falta ni le sobra nada. Me gustó mucho.

El dijo...

gracias por los coments.

sidurti, controlzape, eliza: ya comente los suyos

arboltsef: gracias por la observacion, lo tendré en cuenta pa las proximas

pequeña saltamontes: que te agradecería que fueras mas específica en la critica, para poder mejorar

el monares: cual es tu texto?...pa comentrlo

Rox dijo...

el principio no me atrapo mucho, pero como desarrollaste la historia fue genial y el final muy chingon

Cazador de Tatuajes dijo...

Otro gran ejemplo de que se puede hacer una gran historia sin que las palabras de la lista se sientan a fuerza

Buen texto

ElMulder dijo...

Pos ya lo dijeron todos: te quedó muy bien, se agradece la sencillez con que lo manejaste, lo cual es muy difícil por las palabras que nos enjaretaron a huevo. Felicidades.

Shelle Bataclana dijo...

Me encanta la fluides y el final.
Felicidades.
Saludos.

Vagancianet dijo...

¡Oh la violencia desatada!

Me encantó el final y la frase "flaco como libélula" me recordó a varios de mis conocidos.

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

¡Muy bien hecho! de todo a todo

Simplemente el final fué genial. Creo que es lo que yo haré, quien se apunta para llevarme mis cigarritos al bote snif...

Viviana dijo...

Redondo. Me gustó mucho.

Un alivio leer "sin crema, pendeja" después de tantos chilaquiles con crema.

Me gustó mucho, porque aunque es un texto violento, la viokencia parece hasta justificada.

Ojo nada más con los acentos.

Saludos

Leticia Zárate dijo...

Está muy bueno,la redacción, contundente, bien.

l i l i t h dijo...

Esta es la primera vez que lo digo:
Es mi texto favorito.

:D

Pequeña Saltamontes dijo...

Perdón... retiro lo dicho.

Quizá la primera vez que lo leí eso me parecio, pero ahora que lo leo de nuevo me ha parecido que va a un ritmo adecuado.

Me explico: de repente la transición entre escenas me pareció algo brusca y a eso me refería con el "flujo".

Supongo que la que llevaba prisa era yo.