jueves, 11 de octubre de 2007

Concubia Nocte - Doble i

Concubia nocte

Miró la carátula de su reloj. Estaba rota. Con el último golpe que le había al hombre, el minutero se había detenido en el minuto cincuenta. En su cara se dibujó una mueca (su mejor intento de sonrisa). Contempló el cuerpo inerme a sus pies. Lo pateó una vez más. Bufó. Ya todo había comenzado. Salió de la habitación y se dirigió a la de los gemelos. La madre aún permanecía amordazada en la silla del fondo. Ella había sido quien más trabajo le había dado. Pero ya todo estaba solucionado: ahora contemplaba horrorizada al hombre aquel, al dirigirse al cuarto de sus bebés, orando por un milagro que los salvara. Pero nada. El extraño se detuvo frente al espejo del corredor; éste le retornó una imagen monstruosa, deforme, de sí mismo. Palpitaba. Hizo una caravana teatral. Se sintió satisfecho. Disfrutaba atacar a sus presas. Bendita lucidez. Era un cazador y estaba de fiesta, feliz como un niño en una confitería. Luego, ocuparse de los gemelos fue más fácil. Bastó encender la luz para que ambos se paralizaran por el miedo. La pequeña fue quien recibió el primer golpe. El chico quiso gritar al ver que su hermana era arrojada de bruces contra la pared. Pero un martillazo en pleno rostro lo impidió. Ars adivinatoria, quiromancia, deducción imbécil: faltaba hacerse cargo de la mujer. Y también faltaba construir una cárcava para esconder los cuerpos. Mucho trabajo por hacer. Pero Él estaba al mando. Él era el productor del miedo. Aterrorizaba. Así que ella trabajaría. Una vez decidido esto, bajó hasta la cocina. Sacó unos chilaquiles del refrigerador. Les untó crema. Los metió en el microondas y luego se dispuso a cenar. Estaba melancólico, meditabundo. Afuera, una libélula perdida, (está emborucada, pensó) golpeaba una y otra vez la ventana.

Doble i.

Hhtp://rencoria.blogspot.com

14 comentarios:

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Debo decir que me agradó este relato (no sé si eso es bueno o malo tomando en cuenta la temática). Supongo que en este tipo de ejercicios será común encontrar similitudes entre los textos (los chilaquiles con crema, la cárcava en su acepción de tumba, etc)Pero me gustó la cotidianidad del asesino dueño de la situación. Después de todo es un día más de trabajo para él...

Sidurti dijo...

Me gustó, pero el final me parece precipitado. Me da la impresión de que este texto llevaba más de 300 palabras.

Lo mismo, los chilaquiles y la crema terminaron en un lugar común para todos.

El monares dijo...

Es un relato muy interesante, aunque coincido con sidurti, el texto tendría que tener continuación y los chilaquiles y la crema eran obvios.

arboltsef dijo...

Sí, malditos chilaquiles con crema. El final nada más, si estuvo apresurado. La libélula que golpea la ventana... eso es maestro.

eLiZa:: dijo...

Me encantó, más que eso: me fascinó. Por lo demás, ya lo dijeron arriba.
Excelente trabajo.

Cazador de Tatuajes dijo...

Está muy bien trabajado y al contrario que los demás comentadores ¡vientos por usar otra asepcíón de "caravana"!

ElMulder dijo...

Me gustó bastante la primera mitad, pero después de que golpea a los niños lo sentí muy, muy forzado. Bien ambientado, cruel, uno puede visualizar las imagenes al leerlo, pero... ¿caravana teatral? ¿Así como reverencia?

Shelle Bataclana dijo...

A mi tambien me hiso ruido lo de la caravana teatral, pero muy bueno.
Saludos.

Vagancianet dijo...

No me gustó el final.

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

Asesinos!!! yeaaaaaah! eso ya es ganancia, pero era muy obvio que al final, como todos los asesinos se detengan a hacer algo tan cínico como comer o algo asi. Caiste en la trampita de los chilaquiles. Mejor hubieras dicho que los descuartizó como tortilla para chilaquiles o algo asi jajaja XD

Bueno, realmente son detalles, pero coincido con el que cree que la libelula golpeando la ventana fué hermoso

Leticia Zárate dijo...

Pues a pesar de dejarme "picada" al final, me gustó mucho, clap clap!

Viviana dijo...

Me parece muy bueno. Perfectamente construido el personaje y bien utilizadas las palabras.

Efectivamente el final lo siento un poco forzado.

Me gustó mucho. El título es muy bueno.

l i l i t h dijo...

Qué sangriento!
Me recordó el caso del Asesino de Cumbres (el que mató a los hermanitos de la novia o algo así)

Quiromancia y dedución quedaron muy a la fuerza.

Me dio escalofrío.

Como ya dijeron, buen título, buen personaje, excelente atmósfera, final poético.
Muy buen texto.

Pequeña Saltamontes dijo...

Me gustó.

Buena idea y exquisitamente desarrollada.

El "dado" que te comiste ni siquiera se extraña.

Felicidades.