domingo, 16 de septiembre de 2007

El Golpe

El Golpe


Amanece. Hoy he pasado la noche en uno de los tantos pórticos que dan de frente al palacio de la nación. Pero este día siento una mezcla de tensión e incertidumbre en el aire: son tiempos en los que no se sabe quien es amigo o enemigo.

Huelgas, cordones populares, paros patronales, boicot, la CIA, soldados, pueblo; todos ellos le han dado forma a este final de acto: hoy.

El día avanza y a lo lejos comienzan a oírse algunos aviones, se acercan y se alejan haciendo sus primeros reconocimientos. Al momento el suelo vibra, la tierra se cimbra, junto a mí pasan en fila dos tanques grises que en su costado ostentan la estrella blanca de la patria ¿pero de cuál patria: de la que van a destruir o de la que van a formar? Se quedan ahora uno al lado del otro, de frente al palacio, midiéndolo, retándolo; no vienen solos, se les han unido camiones y gentes: sus compañeros de armas.

Silencio y calma, tensa calma. Se entreabre la puerta del palacio y un puñado de mujeres sale, se pegan todas a la pared y se van por un lado del edificio con los rostros llenos de dudas, sus ojos reflejan el miedo a no saber cómo serán los días que vendrán.

Nuevamente se oyen los aviones, ahí vienen, ahí están, y ahora al pasar ambos liberan luces, están atacando el palacio y están destruyendo nuestro sueño.

Columnas de negro humo salen de los ventanales en la fachada principal, se elevan por el cielo mezclándose con el azul del fondo, desvaneciendo nuestras esperanzas. Los tanques y sus compañeros entran ahora en acción.

De pronto por un momento el silencio impera, nada se escucha, y un instante después sólo se oye un disparo: ¡Pum! Y todo acabó.

Hoy, 11 de Septiembre de 1973, el presidente de Chile, Salvador Allende, murió y con él, el ideal de un pueblo.

Autor: Rapaquiwi

14 comentarios:

El Taquero Narcosatánico dijo...

Por alguna extraña razón, el texto se ve incompleto. Tuve que copiarlo y pegarlo en Word para poder leerlo. Obvio, eso no es tu culpa, ojala el administrador arregle eso.

Problemas técnicos aparte, me pareció buena tu historia, aunque no encontré la relación con la pintura. Quizás soy yo, no se.

Por lo demás, bien, me gusta el giro que le da la ultima frase.

Leticia Zárate dijo...

Me gusta tu redacción clara y amena aunque sí tiene errores en los espacios pero son sólo detalles técnicos fáciles de corregir.

Viviana dijo...

Yo también lo leí con saltos de página que me distrajeron un poco. Tampoco lo encuentro muy relacionado con la pintura, pero es tan abstracta que cualquier asociación es válida. Me confundió el punto de vista, no sé quien está contando la historia. Pero tiene aspectos muy ingeniosos, metáforas como "los tanques y sus compañeros" que me gustaron mucho.
Creo que cambiando el punto de vista, especificándolo un poco más, sería muy bueno.

Metatextos Robot 2.0 dijo...

Problema solucionado, ya se lee todo

Ocelotl dijo...

Me recordó el golpe a La Moneda... me recordó muchas cosas, entre ellas esto: "Misión cumplida. Moneda tomada, presidente muerto" (informe de un general a Pinochet, creo).

No encontré mucha relación entre pintura y relato, pero supongo que, como en mi caso que imaginé un caos de sucesos históricos, como el caos de colores en la obra de K., lo importante es que la interpretación de autor y lector es libre y caótica.

Shelle Bataclana dijo...

Me agrada que hayas interpretado la pintura y la hayas proyectado de una manera peculiar.
Bien por eso.

Cazador de Tatuajes dijo...

Por razones politicas me gustó mucho, muchísimo.

Pero me pregunto este cuento es fruto del cuadro o de la fecha?

Katsya dijo...

Al inicio no sé porque pensé que ibas a hablar del grito. Pero avanzando en las palabras mi vi error.

Un texto ameno, con un muy buen final.

rapaquiwi dijo...

Taquero: en la pintura ví un caos, y por la fecha me recordó el caos inmediato que aconteció en Chile después del "Pinochetazo". Gracias.

Leticia: ya ubiqué los errores, gracias.

Viviana: el punto de vista es de un mendigo que durmió la noche anterior al golpe en la entrada de uno de los edificios que tienen su fachada de frente al palacio de La Moneda. No pude especificarlo bien debido a que ya me había pasado de las 300 palabras, pero lo tomé en cuenta, gracias.

Metatextos: gracias por corregir el problema.

Ocelotl: Si, relacioné el caos de la pintura con el del Chile dictatorial. Gracias.

Shelle: si, fué una interpretación personal. Gracias.

Cazador: que buena onda que te gustó. En parte lo hice por el caos de la pintura pero mucho tuvo que ver la fecha. En especial porque actualmente cada 11 de septiembre el "big brother" mediático nos recuerda y recuerda el autoatentado gringo al WTC, y se nos olvida que un país hermano vivió un punto de inflexión en su historia ese mismo día pero años atrás. Gracias.

Katsya: Si, una amiga me comentó que se empezó a imaginar el zócalo con el grito y luego también vió que era otro zócalo y otro "grito". Gracias.

l i l i t h dijo...

Muy bien cuidado tu ejercicio, con un tema trascendental, duele eso de que uno pueda imaginarse su propio zócalo.

Es chido que muchos hayan logrado relacionar la pintura con el texto, aunque como dices tú, fuera del contexto sería imposible que se hiciera la relación. No se lo pregunté a ningún amigo, pero yo creo que sí.

eLiZa:: dijo...

Sin duda cada quien interpreta el caos a su manera, y desde esa perspectiva está bien estructurada tu historia, sin embargo, me habría gustado más que enfatizaras en el "caos" de las armas y sus estropicios, fuera de eso está muy bien lograda.

ElMulder dijo...

Orale, me gustó bastante, buenas imágenes de una batalla a punto de comenzar y chingona la metáfora del antepenúltimo párrafo (bueno, en realidad no creo que eso califique como metáfora, pero quedó bonito).

En lo personal desconozco la historia de Chile, pero sé que Lilián es fan, a ver si no se viene al leer este texto.

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

La guerra y esas cosas me llaman mucho la atención, por eso en primera instancia me atrapó el texto, y la relación entre fechas, acontecimientos, incluso el que algunos lo conectaran con el grito fué bueno. Tantas coincidencias dejan un espacio para hacerlo también con la pintura.

Bien, me agradó

rapaquiwi dijo...

Gracias por todos sus comentarios.