domingo, 2 de septiembre de 2007

La fuerza del vampiro

La fuerza del vampiro estriba en que nadie cree él—, me aseguró Ramiro, la voz casi un susurro. —Por eso puede actuar con toda libertad.

Le dio un trago a su cuba, esperando mi reacción a sus palabras. Ramiro estaba obsesionado con los vampiros desde que había leído “Drácula”, la “original de Bram Stoker”, repetía con orgullo.

—No me digas que crees en vampiros y duendes y fantasmas—, respondí. —Al rato vas a empezar a creer en ovnis y brujas.

—Te burlas como buen ignorante... si tú supieras lo que yo he leído...

Fermín, el mesero, se nos acercó para avisarnos que ya era hora de cerrar y que tendríamos que irnos. Nunca he entendido la necedad de las cantinas de cerrar cuando el ambiente está en su apogeo, pero ni modo de ponerme a alegar. Pagamos y nos fuimos.

Estaba a punto de amanecer cuando llegué a mi casa. Traía un regusto desagradable en la boca y todavía tuve tiempo de lavarme la cara, antes de irme a dormir. La sangre de Ramiro se fue por el pequeño remolino del lavabo y pensé que era una lástima que mi compadre siempre bebiera ron barato.

Autor: Jorge Luis Gutiérrez

16 comentarios:

Pildorio dijo...

Aunque lo de el ron barato no me quedo muy claro, puedo decir que es un buen texto. Un enfoque chingon, cotidiano. Sin mucha revoltura llegas a un final inesperado y... me late.

mamasan dijo...

ha que buen final, no lo ves venir me gusto sin duda

eLiZa:: dijo...

Excelente por sencillo y sorpresivo, irónico además... el que no cree en vampiros, ni duendes ni fantasmas resulta ser uno de esos seres!

Lodi dijo...

Me gustó.

ElMulder dijo...

Yo nomás tengo que decir que pinche compadre culero. Así ni ganas de invitarle una cheve dan.

Alan dijo...

Jajajaja. No pude evitar soltar una risa al leer el final. Pinche gente traumada con lo vampírico.

Noìr dijo...

como condorito plop!
muy bune final crei que el meso se los iba a chupar...

saludos

Karma dijo...

hahahahha hay que tener cuidado con los compas

me gusto =) ta chido y el final si como dice mamasan, no lo ves venir, al menos yo no =P

l i l i t h dijo...

A mí también me caga que cierren las cantinas cuando está lo mero bueno.

Buen texto.

3rn3st0 dijo...

Lo inesperado hace que el relato sea excelente. Los diálogos están bien logrados y siento la ambientación sin que haya mayores descripciones. Muy bueno, muy bueno.

El TITO dijo...

Me gustó mucho. Bien llevado desde el principio hasta el inesperado final. Fluido, constante y sorpresivo. Uno de mis favoritos.

Y si, que pinche compadre tan gandalla jeje

controlzape dijo...

A mí lo que no me quedó claro es sí en cada salida el protagonista se chupa a su cuate o sí fue nomás un sólo evento.

rapaquiwi dijo...

Se parece mucho a un cuento que hay por ahí:

-Dos cuates estan solos en una amplia galeria de pinturas y uno le pregunta al otro: "¿es lúgubre quedarse solo en este lugar no, usted cree en fantasmas?", el otro responde "yo no, ¿y usted?", y el primero contesta: "yo si" y desaparece.

ElMulder dijo...

Me pareció que manejaste muy bien los diálogos y está bien narrado. También algo fresco y con un final que no me esperaba.

Rapiquiwi: aquí lo chingón es que el que no creía y hasta se burlaba termina siendo el culero vampiro.

Esta pinche vieja dijo...

Que pedoooo!!!!!! sencillo, final inesperado y a lo que va....

( I_I ) dijo...

Yeah! Cuando un texto es en escencia bueno, a todos se les olvida que cometiste dedazos, asi que sientete bien, tu texto es de lo mejor!