domingo, 2 de septiembre de 2007

Sin Título

Y ahí está él, en un oscuro cuarto, antes de un blanco radiante, esa oscuridad absorbe cada objeto, la luz de las ventanas muere al entrar, mas no describe círculos al caer, sólo se desvanece, no refleja. Aun así el brilla, su piel forma destellos en la oscuridad, la luz de su rostro ilumina un pequeño objeto que tiene ente sus dedos, lo mira, lo besa y llora.

Estira su brazo izquierdo y toma una manija, abre la gaveta, algo al moverse y golpear con las paredes del cajón crea un sonido un tanto armonioso.

Toma uno y lo compara con lo que tiene en la mano, lo arroja con desdén y así siguió por varias horas más, yo maravillado miraba por el vidrio de la puerta, intentando saber lo que el hace. Cuando le quedaba el último objeto que había sacado de la gaveta, yo empujo la puerta y prendo la luz, todo brilló, las paredes recuperaron su blancura, los artefactos metálicos resplandecieron, el escritorio se mostró grande e imponente y el titulo de dentista sonrió desde la pared. Él que su piel había dejado de brillar me miró con desprecio, hizo una mueca en la que me reveló su blanca dentadura a la que le faltaba un colmillo, contrastando con el gran tamaño del que debería ser su par.

Él corrió se refugió en el pasillo, yo eché una rápida mirada por el consultorio y vi un cuaderno abierto “la decadencia de mis iguales llegó cuando mis diferentes crearon un ser como ellos mas sin sentimientos y con horribles y duros cuellos de metal”

Y me fui de ahí convencido de nunca volver para no darle la ilusión de encontrar en mi boca algo igual a lo que a el le falta.

Pancracio

http://pekeopancracito.blogspot.com

12 comentarios:

eLiZa:: dijo...

Tu historia me recuerda un poco al estilo de Cortázar. Me gustó sobre todo la parte de: "...y el titulo de dentista sonrió desde la pared" si acaso hay algo más aterrador que un vampiro es un dentista...
Lo único que te diría es que de repente se atora un poco la lectura, quizá alguna coma ausentes sean la causa.

Pildorio dijo...

Siento que hay un problema con los tiempos a lo largo del texto. Por ejemplo: "Toma uno y lo compara con lo que tiene en la mano, lo arroja con desdén y así siguió por varias horas más". Creo que seria mejor: tomó uno... y así siguió. o toma uno... y asi sigue. Me explico? En relidad no me gusto mucho, aparte no entendi que tenia que ver el objeto que nunca supe que era. Pero bueno, es una critica constructiva.
Saludos!

mamasan dijo...

a eso me refiero con divagar... con mas texto es necesario mas cuidado para ligar las lineas de tiempo... but hay frases muy contundentes que lo marcan

Karma dijo...

aaauuu se le cayo el colmillo y andaba buscando uno igual

sea que en el futuro seremos androides con cuellos de metal?

cool!

Pildorio dijo...

Mamasan: Disculpame, no importa si es una novela de 500 paginas o un texto de 250 palabras, los tiempos son los tiempos, los usas bien o no.

l i l i t h dijo...

Me gusta tu estilo, como dice eliza, recuerda un poco a maese Cortázar. Hay un bache entre la piel que deja de brillar y cuando corre, son las conjugaciones ciertamente.

Me gusta como juegas con la imaginación y lo indeterminado, eso es muy importante, no hay por qué dejarlo todo establecido. Esos son los espacios que un lector inteligente agradece.

3rn3st0 dijo...

Eso de los cuellos de metal no me lo esperaba, me he reído un mundo imaginando cientos de vampiros aquí y allá, en cualquier parte sedientos, tristes y hambrientos. Ahora somos los mortales los más fuertes. Me encantó la historia.

El TITO dijo...

Muy buena historia, de mis favoritas. El humor negro me gustó. No entiendo porqué la comparación con Cortazar, al menos en qué libro?... pero independientemente bueno, inpredecible. Bien manejado el suspenso.

Detalles con los tiempos efectivamente y si, como dice píloro son fundamentales sin importar el tamaño del texto

Saludos

Noìr dijo...

esta bueno. concuerdo con lo del tiempo, pero pss me gusto la descripcion del lugar fue muy buena..

saludos.

ElMulder dijo...

Hijole, pues a mí no me agradó del todo, again yo pensando con mi maldita lógica, pero pos no sólo en el cuello se puede morder. Hay detalles chingones como el del título de dentista pero en general no me sentí atrapado por el texto.

rapaquiwi dijo...

Lo siento, no le entendí. ¿Qué era lo que tenía?, ¿un diente?, no sé.

l i l i t h dijo...

eltito
(yo de metiche contestando donde no me llaman)
Cortázar es Cortázar en el libro que sea, es un estilo definido lo que aludimos, un poco por el describir minuciosamente todo, menos ese algo que resulta ser la clave de todo y que lo haría perfectemente comprensible y le quita el sazón.
También en la metáfora del título. Pero bueno ya el dueño dirá si sí o si no.