jueves, 8 de noviembre de 2007

Siete - Tommy W

Siete

Siete ascendió a la azotea por el mero instinto de estar allá arriba. Observando calmadamente el pasar de las cosas que tan cotidianas son los martes en la mañana; los niños corriendo para llegar al colegio temprano, el vendedor de vegetales abriendo su local a la hora correcta, el sacristán de la iglesia local tocando con gran potencia la campana, comenzando a despertar para iniciar otra jornada.

Siete se siente enorme, pero destrozada por dentro, falta de amor, falta de todo. Siete tiene esos deseos tercos de bajar de la azotea, correr a dónde él trabaja y decirle -Te perdono. Y ese deseo crece tanto; tanto, tanto.

Pero no lo hace. Siete no lo hace. Se queda ahí, estática observando el horizonte, a los edificios, a las personas, a la decadencia lenta, al olvido, al dolor, a la falta de amor y a ella misma. Y a pesar de ese ejercicio de observar, y de estar en cierto modo calmada, no se siente parte. Se siente externa. Se siente accidentada y seca.

--¡Francisco; te perdono, no hay rencores, pero no me vas a volver a ver. Jamás!

Ella grita desde esa azotea, creyendo tontamente ser oída. Siete alza los brazos en seña de desear volar, cierra esos ojos color cielo, respira lentamente; da dos pasos lentos al borde de la azotea, y siente ese viento frio. Se le congela la sangre, dos pasos más, y siente -mejor dicho no siente esas piernas blancas-. Cae de rodillas en el mero borde. Esa respiración agitada, esos ojos con lágrimas, esa voz temblorosa, la acompañan como si se tratara de simple fantasía. Se pone de pie, apoyándose en el barandal, respira, cierra los ojos, y salta.

Apagando ese mito tan propio.

Tommy W.

www.myspace.com/thetommywonder

9 comentarios:

León dijo...

¿De qué letra se trata aquí? No veo claro ningún dominio y las únicas letras faltantes son la K y la W.

El texto no es tan malo en sí. El seguimiento de ideas es rápido pero las constantes Siete y siente lo aletargan demasiado. Como ello no es en sentido estricto el objetivo del ejercicio, debo decir que se siente bastante flojo.

¿O qué, me equivoco?

Piancol dijo...

Pues no me gustó mucho la verdad.

la historia bastante insulza, no identifico qué letra escogiste para el reto y coincido (una vez más) con "León" en que la dupla Siete-Siente estorba bastante la lectura.

Lo siento pero éste sí no me gustó nadita.

piancol.blogspot.com
poetasrotos.blogspot.com

arboltsef dijo...

Se me hace un texto un poco inmaduro, por la forzada repetición de términos o la cacofonía. Sí, Siete se siente. Sí, Tanto, tanto, tanto. Es como obligarme a estar en los pantalones del personaje, esperando sentirme como ella, en vez de aprovechar las situaciones o el escenario alrededor.

¿Y sí, cuál fue tu ejercicio por acá?

Damián de Victoria dijo...

Si hubiera cumplido con el ejercicio no me pareceria tan malo.

T.w. dijo...

Pues tienen razón.

La letra faltante fue la "u".

Tomaré en cuenta sus comentarios para próximas entregas. :D

Cazador de Tatuajes dijo...

Nada

l i l i t h dijo...

Me di cuenta que era la u. También de la ironía de la última frase.

Según veo hay detalles importantes, pero también está una historia intimista y trágica.

Pero ni pex, en este taller les gustan más los textos cotorrones.

Rox dijo...

muy equis. se adivina el suicidio desde el principio y este pasa sin pena ni gloria.

ElMulder dijo...

Pues no sé que le pasa a todos porque el texto me gustó un madral a mí, me llegue a identificar con el personaje y me gustó mucho la descripción del lugar.No me estorbó para nada la repetición.