jueves, 8 de noviembre de 2007

Llegar para quedarse - Lilián

Llegar para quedarse

Por Lilián

http://islamediodia.blogspot.com

El aeroplano tocó la meseta antes de que fueran las doce. Lope avanzó por el extenso cuadro de pasto seco y agrandó los ojos cuanto pudo.

- No parece haber personas por acá.

Ana se posó detrás de él. Al frente, unos noventa metros delante de donde estaban, un profundo paraje verde: la selva de las barrancas, como escucharon una vez.

Llegaron al anochecer, después de una lucha constante entre las ramas y las veredas: estaban en lo más profundo del barranco.

No estaban solos. Debajo de una cueva, bajo la sombra de un fresno de gran altura, un grupo de personas los observaba atentamente.

Como los consejeros de la extraña tropa estaban una negra que antaño se empleaba como nana y ahora era la matrona del pequeño grupo, un señor renco con cataratas en los ojos y una alemana que cayó en el barranco producto de una borrachera con mezcal. Aparte, agazapados, gente con las ropas desgastadas y el gesto ausente.

Ana no supo qué pensar.

- ¿Cuánto llevarán en este lugar?

Lope se presentó con todos ellos. Expuso su estado: eran exploradores y su aeroplano no pudo con el huracán del norte. Cayeron en su barranco y ahora eran sus nuevos huéspedes.

Durante tres meses, Ana estuvo segura de que su llegada era por una razón consecuente.

- Saldremos todos juntos.

- ¿Eso crees? –preguntaba Lope, por entonces ya acostumbrado al lugar.

La verdad es que Ana no lograba comprender por qué el grupo de ascetas optaba por una vida entre las montañas, cuando era más probable escalar y abandonar el paraje.

De ese modo pasaron dos años. En ese lapso, resguardados por el grupo, Ana y Lope llegaron a entender lo que pasaba en esos barrancos. La holgura sólo era probable en la soledad y el desdén. Y entonces supo lo que era ya normal para todos: llegaron para quedarse. La fuga no existe donde sólo hay llegadas.

13 comentarios:

Gerson Obrajero/Tlalocman dijo...

Por un momento llegué a pensar que era ausencia de "i"...

Piancol dijo...

El relato está bien escrito pero solo faltan la K y la W y eso para mi gusto no cumple con el reto del ejercicio así que no lo comentaré.

piancol.blogspot.com
poetasrotos.blogspot.com

arboltsef dijo...

Debo preguntar también, ¿dónde se cumple el ejercicio?

Lilián dijo...

Se trataba de omitir todas las i latinas, pero como ya bien hizo notar GersonObrajeroTlalocman -de una manera que quiere ser sarcástica-, al final se me escapó una.

El ejercicio no trataba de usar TODAS las letras del alfabeto, Piancol. Era eliminar una de ellas (de preferencia una vocal) o darle preeminencia a otra.

Blah.

Damián de Victoria dijo...

Me gustó, buena historia y buen esfuerzo, al final no se cumplió lo de las ies, bueno tampoco es el fin del mundo, pinches ies alla arriba vi un chingo, ya me tienen hasta la madre.

León dijo...

La historia me gustó, y también la naturalidad con que los personajes asumen su destino.

Se te fueron dos ies en realidad pero se ve tu intención por cumplir con el ejercicio. Faltó alguna coma por ahí, nada más.

Lo bueno fue la trama. Como dice Damián no es el fin del mundo; mas bien, del barranco.

arboltsef dijo...

Ummm. Bueno, entonces sabiendo que era sin "i"... El texto me gusta hasta el final. Era un texto que abusaba del tiempo, del progreso de este, y creo que hacer uno de esos textos en 300 palabras es un peligro.

O debes ser muy precisa, o pasa en este caso, nomás nos avisas que pasaron dos años y chido. Decir que tus personajes en ese tiempo tomaron consciencia de que estaban ahí para quedarse, le resta un desarrollo que habría estado maravilloso.

La bondad del cuento es que puedes encerrar un sólo momento. Hay personajes, sí, pero los personajes viven UN MOMENTO. Creo que podrías darle una buena solución a ese "pasaron dos años".

Por lo demás, me gustó bastante el texto.

Maria() dijo...

me gustó mucho, a pesar de las dos ies que se colaron por ahí...

Cazador de Tatuajes dijo...

Gran frase final...Se que te influye más The L Word, pero esto me recordó a Lost.

l i l i t h dijo...

El texto logra mantener la expectativa.
Aunque algunas expresiones suenan raras, como eso de Agrandó los ojos cuanto pudo. Supongo que la idea era decir que trataba de ver más lejos.
O como empieza la numeración de los consejeros.

Lastima de las ies que se colaron.

Triquis dijo...

A mí me gustó mucho. La forma en la que está narrao es bellísima y el final es muy bueno. A mí como lector me deja pensando en muchas cosas. Y esas mugres ies que se colaron no vienen a arruinar el texto.

Saludotes.

Ana dijo...

Más allá de cumplir el objetivo del ejercicio, siento que la idea es buena, pero no me gustó como fue narrada, hay frases que creo desentonan con el resto del texto. No sé... tus textos me han parecido muy buenos, pero éste francamente no me gustó.

ElMulder dijo...

Yo siempre viniendo a dar la contra (en este caso a Ana).

Me parece tu mejor texto hast ahora, te recomiendo utilizar la herramienta de Word para buscar una palabra o letra, así no se te escapa ninguna.

Y es cierto que entender el inicio del sexto párrafo cuesta un poco pero buen relato.